Clínica de Revisión Gustativa

Repensar como comemos.

Reciclar nuestra forma de pensar los Ingredientes.

Redescubrir productos.

Razonar la forma de cocinar lo que ya conocemos, agregando valor a través de su estudio y análisis.

Conseguimos renovarnos, afianzar conceptos olvidados o reafirmarlos con más fuerza y convencimiento. Buscar la modificación correcta de recetas para potenciar sabores dentro del plato.

Mejorar la toma de decisiones sobre los platos de la carta a través del conocimiento de las posibilidades que nos brindan los ingredientes.

Reutilizar los conceptos que ya hemos trabajado dando nueva vida a ideas que estaban aparcadas y sacar provecho del trabajo ya hecho.

Curso lleno de desafíos. Razonamientos teóricos y verificaciones prácticas.

Atreverse a explorar las posibilidades de lo conocido para que lo nuevo sorprenda.

Bases sobre las que podríamos trabajar este trimestre: