Tiramisú de moras, blueberry y violetas

INGREDIENTES

  • 12 unid. Bizcocho soletilla o similar
  • 4 cuch. Licor o Sirope de Violetas

PASOS

Colocar en el fondo de una copa el bizcocho soletilla mojado con el licor de violetas.

Cubrir con una cucharada de la crema de mascarpone.

Disponer la confitura de moras y blueberrys.

Volver a cubrir con la crema de mascarpone.

Reservar en nevera unas 2 horas antes de servir.

Decorar con algunas moras y blueberrys frescos, las flores de violetas cristalizadas y flores de pensamiento.

Crema de mascarpone y violetas

INGREDIENTES

  • 3 unid. Yema de huevo
  • 100 gr. azúcar grano
  • 250 gr. Mascarpone
  • 150 gr. nata
  • 1 cuch. Amaretto Di Sarono
  • 30 gr. Violetas Cristalizadas

PASOS

En un bowl mezclar las yemas de huevo y el azúcar con ayuda de varillas, hasta blanquear.

Agregar el mascarpone junto con el amaretto.

Agregar la nata espumosa y las flores de violeta cristalizadas picadas.

Reservar en frio.

Confitura rápida de moras y blueberry

INGREDIENTES

  • 150 gr. Moras naturales
  • 150 gr. Blueberrys naturales
  • 60 gr. Azúcar
  • c.s. agua
  • 50 gr. Licor de violetas

PASOS

En un cazo colocar el azúcar junto a unas cucharadas de agua y llevar a hervir unos 5 minutos.

Agregar las moras y blueberrys a este almibar y cocer un momento.

Agregar el licor de violeta y retirar del fuego inmediatamente para no perder todo el alcohol.

Reservar hasta que enfríe.

CONSIDERACIÓN FINAL

En esta receta estaremos jugando mucho con los perfumes naturales de todos los ingredientes.

El juego de jugo sutil amargo de la fruta contrarrestando el dulzor de la crema grasa y muy poco acida dado por un muy buen mascarpone.

El elemento floral más potente lo darán del licor y las violetas cristalizadas, junto a los petalos de pensamientos.

Un conjunto dulce muy agradable para terminar con un buen café ristretto o ron añejo una comida en terrasa de verano.

Hacemos un postre en principio sencillo en boca, contundente, sin complicaciones técnicas, pero en el que luego podemos encontrar muchas complejidades y juegos gustativos interrelacionados entre sí. Un muy agradable conjunto.